Orsai, otra vez en problemas con la comunidad educativa

Un grupo de chicos y chicas de un colegio vecino vinieron a hacer una actividad escolar a Orsai y ahora estamos aterrados por las consecuencias legales: terminaron dándonos vuelta la tienda, sacándose selfies con culos dibujados en nuestras revistas y riéndose por lo bajo de las chanchadas que escribió Juan Sklar en su libro «Garche».

Si hay algo que en Orsai nos fascina son los docentes con inventiva, que piensan por fuera de la caja y que encima ven en nosotros una herramienta educativa para sus chicos. Pero debemos admitir que también nos pone en alerta: la última vez que un profesor leyó un cuento de Hernán Casciari en clase, lo suspendieron y tuvimos que salir a pelearnos con el ministerio de Educación de San Juan. 

Pero parece que el gremio no escarmienta. Lorena, profe de Lengua del colegio San José de la Palabra de Dios, no tuvo mejor idea que acercarse a Orsai con sus alumnas y alumnos para analizar las frases que decoran una de las paredes de nuestro espacio, para luego pedirles que idearan un mural similar en su escuela. 

De la inocencia otoñal al desmadre pornográfico

Hasta ahí parecía ser una actividad inocente y original, casi una postal: púberes despatarrados sobre nuestro deck bajo un hermoso sol de otoño, analizando los dobles sentidos e ironías del idioma en las oraciones que históricamente se publican al pie de cada página de nuestra revista. El problema comenzó cuando, con curiosidad e incontinencia adolescente, se metieron en la tienda y empezaron a revisar el contenido gráfico y literario de nuestros libros y revistas. 

Primero con timidez, por lo bajo y con la risa contenida por la vergüenza, empezaron a mostrarse pitos y tetas ilustrados en distintos cuentos. Unos minutos después el descontrol era total: comentaban a los gritos las malas palabras publicadas en nuestros libros, se sacaban selfies señalando culos enormes dibujados y se agrupaban en parejas para leer las obscenidades inconfesables que narra Juan Sklar en su libro «Garche»

Por suerte, no sabemos bien por qué, la profe Lorena se fue muy contenta por la experiencia, aunque más contentos estábamos nosotros de que nos hayan visitado. El único temor que nos queda, más por Lorena que por nosotros, es que cuando dibujen su propio mural en el colegio proyecten una poronga enorme y digan que lo aprendieron en Orsai. 

Redacción

Redacción

El staff de redacción de Orsai se encarga de comunicar en internet las novedades de cada proyecto. El equipo está integrado por Fede Ciccone, Caro Martínez, Fede Rodríguez, Camila Miranda De Marzi y Nacho Merlo.